Entrevista a las componentes de Plataforma Lactancia Informada (PLI)

Entrevista a las componentes de Plataforma Lactancia Informada (PLI).

Plataforma Lactancia Informada participa en el XIV Congreso de Fedalma 2017 en la Mesa Redonda  REFERENTES EN e-LACTANCIA: Desde la reivindicación ”Por una lactancia informada”

 

” La lactancia materna, al menos en nuestro país, está volviendo al lugar de donde nunca debió salir: de la cotidianeidad de la vida. Del calor de los hogares, donde se criaba sin las cargas del consumismo y de la naturalidad de los espacios públicos.”

 

Entrevista

Nos gustaría que nos explicarais, cómo se crea Plataforma por una Lactancia informada, ¿Quiénes son el motor y las que están detrás de esta web que intenta cuidar y tratar de difundir temas de lactancia  y cuál el nexo que las unió en esta linde?

La Plataforma nace en febrero de 2015, a raíz del gran revuelo que se produjo en las redes sociales con el anuncio de la presentación de un libro escrito por un pediatra del Hospital General Universitario de Castellón. En este libro el autor difamaba la lactancia materna.

Estos hechos alarmaron y movilizaron a cientos de personas que, desde hacía años, denunciaban estas malas praxis profesionales y la difusión de información falsa sobre lactancia materna en nombre de la profesión médica.

Se organizó un pequeño grupo para lanzar una petición en Change.org solicitando que el libro fuera acompañado de las recomendaciones de la OMS y que en el hospital se supervisara el trabajo de este pediatra, ya que, a raíz de la polémica, se recogieron decenas de testimonios de madres que declararon que sus lactancias habían sido perjudicadas por él.

Este grupo fue creciendo y empezamos a organizarnos para dar forma a este proyecto. La PLI ha llegado a lo que es hoy gracias a toda la gente que ha pasado por aquí, que ha trabajado y que ha aportado un poco de su tiempo.

Actualmente, somos sietes mamás muy implicadas en la crianza respetuosa y la lactancia, las que estamos coordinando todo este movimiento : Ana Docampo, Esther Fernández, Wendy Quiñonez, Guadalupe Rodríguez, Marta Sánchez, Esther Serrano y Rosa Villaluenga.

 A la plataforma además de aportar nuestra experiencia como madres también contribuimos con nuestras profesiones en los campos de psicología, derecho, comunicación audiovisual, educación social, educación infantil, empresariales y educación perinatal. Además algunas tenemos formación como asesoras de lactancia.

Estamos repartidas por el territorio nacional e Italia: Asturias, Gipuzkoa, Madrid, Ciudad Real, Jaén, Murcia y Bologna. Nos conocemos casi todas en persona, y está situación descentralizada la coordinamos y trabajamos a través de distintas herramientas de internet.

 

Vuestra carta de presentación nada más entrar en la plataforma es:

“Luchamos por una lactancia informada y mejores medidas de conciliación familiar y laboral. Queremos que la salud y las personas estén por encima de los intereses comerciales”
En el siglo XXI ¿por qué creéis que debemos “luchar” tanto para que llegue esa información?
¿Habéis tenido la sensación de haber perdido alguna batalla en esa lucha?
Se plasman más las pérdidas que las ganancias, ¿puede ser que se perpetúe esa sensación derrotista que llevamos dentro las que estamos en esto de proteger la lactancia materna?

Pues es que parece que la maternidad se ha desnaturalizado, incluyendo la lactancia. Es muy común oír “yo no me complico, le doy biberón”, “se crían igual”, “mi hijo es de biberón y no le ha pasado nada”,… Y esto es una clara falta de información de esas madres -y, ojo, sabemos que hay madres que eligen desde la información y por supuesto han de ser respetadas-.

Sin embargo, como publicamos en nuestra web hace poco, en pleno siglo XXI las cifras están ahí y nos dicen que:

  • Actualmente a nivel mundial el biberón le va ganando a la teta.
  • Hay países donde la creencia mayoritaria es que dar el pecho es un “atraso”.
  • Las empresas de alimentación artificial infantil siguen invirtiendo sumas millonarias en publicidad para convencernos de que sus productos son igual o mejor que la lactancia materna.
  • Existen muchos profesionales de la salud que siguen difundiendo falsos mitos y dan consejos erróneos sobre lactancia.
  • Siguen existiendo muchos prejuicios y rechazo social hacia la lactancia en público o a niños mayores de un año.

Siempre que se lucha por algo hay momentos en los que parece que la lucha no vale para nada. Sobre todo cuando nos enfrentamos a grandes multinacionales o nos encontramos con profesionales sanitarios mal informados, incumplimientos de la ley de forma deliberada,…

Y luego la imagen que la sociedad ha creado de las madres que dan el pecho no es muy buena. Solo por luchar por la lactancia, estar informadas, dar el pecho en público o situaciones similares, recibimos calificativos como “talibanas de la teta”.

Sin embargo, nosotras no tenemos sensación de pérdida en esta lucha. Al contrario, creemos que hemos conseguido muchas cosas desde que creamos esta iniciativa y esperamos conseguir muchas más.

A veces, por lo general, no se gana la guerra en estos temas de Salud sabemos que existen  “spoilers” o “destripadores” (por llamarlos de alguna manera) que desacreditan en todo su concepto el trabajo que se hace para protegerla, pero aún así si que se ganan las pequeñas batallas, que pueden hacer que haya o exista un giro con respecto a esa protección de los derechos del niño a ser lactado, ¿qué sentís cuando por poco que sea se consiguen esas pequeñas victorias? 

Sentimos mucho orgullo. Cuando el Hospital de Castellón y el Comité de Lactancia se posicionaron a favor de la Plataforma en el caso del pediatra fue una gran victoria.

También es muy alentador cuando presentamos denuncias a webs, marcas, ayuntamientos, asociaciones,… que están violando la normativa de alguna forma y rápidamente corrigen su error.

Y, por supuesto, cuando las mamás nos escriben a diario para darnos las gracias por nuestra labor, o para agradecernos lo que les hemos ayudado dándole información, cuando nos piden ayuda para poner reclamaciones, cuando nos recomiendan a sus amigas mamás,… etc. Todas esas pequeñas cosas son nuestras grandes victorias de cada día.

Para acabar con la entrevista y puesto que os gusta recoger información sobre aquello que se cuelga, se dice, sucede o se escribe sobre la lactancia ya sea información veraz o no, y hacer vuestra aportación personal.

Hace unos días en la sección de Salud de El País (Buena Vida) la periodista María Sánchez Sánchez escribía un artículo, donde el titular decía: Componentes de las leches infantiles que asustan a los padres y no son para tanto –No se deje llevar por el miedo que provocan los términos abstractos y poco claros de las etiquetas-http://elpais.com/tag/lactancia_materna/a .

Una vez leído este artículo ¿qué les sugiere? ¿Cabe echar más leña al fuego? ¿Qué futuro le predecís a la lactancia materna?

Nos sugiere que poco a poco se está fortaleciendo el cuestionarse con qué alimentamos a nuestros bebés, y esto es positivo. Estas noticias dejan en evidencia que la leche de fórmula es un producto que se tiene que vender, con unos intereses comerciales muy grandes por detrás, y que el despertar la conciencia de los padres supone un peligro para los índices de ventas de muchas empresas.

Desde la Plataforma valoramos no darle publicidad a este tipo de noticias porque consideramos que es hacerle marketing gratuito a dichas empresas. Durante estos dos años se nos han presentado noticias muy polémicas en contra de la lactancia materna y dejamos que caigan en el olvido por su propio peso y la energía la enfocamos en lo que realmente tiene valor: información veraz sobre lactancia materna, el conocimiento de la existencia del Real Decreto 867/2008, de 23 de mayo, por el que se aprueba la reglamentación técnico-sanitaria específica de los preparados para lactantes y de los preparados de continuación, el Código de Comercialización de Sucedáneos que España se comprometió a cumplir,  profesionales actualizados en esta materia…

Somos conscientes del impacto comercial que tienen las campañas de marketing y el daño que crean en la sociedad, aún así, vemos que la lactancia materna, al menos en nuestro país, está volviendo al lugar de donde nunca debió salir: de la cotidianeidad de la vida. Del calor de los hogares donde se criaba sin cargas de consumismo y de la naturalidad de los espacios, sin dudas entre alimentar de una y otra forma porque no olvidemos que, no hace tanto que no existía la leche de fórmula y lo normal era dar el pecho.

Así lo muestra la siguiente foto datada en los años 50. Donde podemos ver a una mujer entre varios hombres de una banda de música, dando el pecho sin que nadie la señale, ni la miren siquiera, porque era lo normal y así confiamos en que volverá a ser, lo normal.

 

 

Muchísimas gracias,

Con ganas de impregnarnos durante el congreso esa fuerza, vitalidad que emanáis y aprender de vuestra experiencia.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *