José M. Paricio. Pediatra

Entrevista a José María Paricio. Pediatra y escritor

José María Paricio participa en el XIV Congreso FEDALMA 2017 en dos mesas redondas,  21 y 22 de abril:

  • Comunicación profesional, también en lactancia; Ética vs publicidad agresiva en lactancia
  • Referentes en e-Lactancia; Desde la ciencia: e-lactancia rigor científico

 

Mientras persistamos sólo en convencer de las bondades “científicas” de la lactancia y no sepamos vender su belleza y naturalidad no iremos mucho más lejos de lo que hemos llegado.”

 

 

Ha trabajado como pediatra durante 40 años, 20 de los cuales como jefe de Pediatría en el Hospital Marina Alta en Denia, años en los que se gestaron varios aspectos importantes en torno a la lactancia: aprender lactancia, conseguir en 1989 la primera acreditación IHAN de la Comunidad Valenciana, crear un concurso fotográfico anual de Lactancia materna que a día de hoy ha alcanzado más de 20 ediciones, gestar las páginas web www.e-lactancia.org de compatibilidad de medicamentos, otras sustancias y enfermedades con la lactancia y www.telasmos.org de divulgación de la  cultura y el arte en torno a la lactancia.

También como pediatra de transporte neonatal y como director de un hospital y ahora hace 1 mes que está jubilado de todo menos para la lactancia, que define como “es un júbilo en sí misma”.

Ha fundado una asociación para la promoción e investigación y cultura de la lactancia http://apilam.org con su blog de difusión http://apilamblog.blogspot.com.es

Autor de un libro: “Tú eres la mejor madre del mundo. La crianza en los tres primeros años”

Padre de tres hijos y dos nietas.

Y acaba diciendo: “personalmente no me acabo de creer la suerte que he tenido”.

 

Entrevista

 

José María , en qué momento se despierta tu interés por la lactancia?

Mi primer contacto con la lactancia ocurre cuando mi mujer amamanta a nuestros tres hijos. Esto ocurre en un momento, finales de los 70, en que pocas mujeres amamantaban y no había referencias familiares ni de amistades. Además yo venía de acabar Medicina y no tenía ni idea de lactancia. Y cuando digo ni idea es exactamente así: ni idea. Observé fundamentalmente lo bonito que era, también que podíamos ir de viaje y de camping sin ningún problema, Christine lo llevaba todo en ella y yo la veía muy guapa y orgullosa de ella misma. Es cierto que nuestros hijos no padecieron ninguna enfermedad los primeros meses de su vida, pero eso no me llamó la atención; como digo, la lactancia me entró por la estética.

Posteriormente haciendo la residencia de Pediatría en el Hospital La Fe de Valencia, nadie nos hablaba de lactancia salvo una Pediatra, la Dra. Ana Muñoz que se paraba a hablar con las mujeres en la maternidad y si estabas atento podías aprender mucho con ella. Aprender, por ejemplo, algo tan obvio como que la lactancia es importante para muchas mujeres.

Posteriormente, a los pocos años de profesión constaté que los bebés amamantados enfermaban mucho menos que los no amamantados. Y era muy evidente y muy sorprendente. Lo que yo veía en el día a día estaba publicado en multitud de artículos de revistas científicas. Y en la facultad de Medicina habían omitido ese dato (eso sí, me hicieron aprender de memoria cuantas micras mide exactamente cada virus y bacteria existente, cosa que nunca me ha servido para nada).

Todo ello me hizo leer cada vez más publicaciones que tuviesen que ver con la lactancia y vi que era todo un mundo valiosísimo y que ni yo ni mis compañeros estábamos preparados para ayudar a una mujer que tuviese un problema concreto de lactancia.  Y junto a mis compañeros del Hospital Marina Alta de Denia, a mediados de los 90, decidimos aprender lactancia. Más vale tarde que nunca.

 

 

Trabajas  desde hace tiempo protegiendo, promoviendo y ayudando a la lactancia materna,  preservando los pilares de la Declaración de Innocenti, del Plan Estratégico Europeo que se elaboró ahora hace más de 10 años, por tanto podríamos decir que eres un padre de la lactancia para muchas de nosotras.  Y durante todo ese bagaje en el que has ido atesorando y difundiendo conocimiento. Cómo crees que han cambiado las cosas en todo ese tiempo? Cuáles te han sorprendido positivamente y cuáles negativamente?

 

Han cambiado, desde luego. A principios de los 90 no había ninguna infraestructura oficial que sostuviese la lactancia y a excepción de grupos de apoyo a la lactancia pioneros como Vía Láctea (1985) y 3 o 4 más el tema de la lactancia era un desierto entre la población civil y entre los profesionales de la salud. Te invitaban a dar una charla y no era infrecuente que acabases dándosela a quien te había invitado y, con suerte a dos o tres más.

Poco a poco crecieron los grupos de apoyo hasta llegar a ser unos 500 en todo el Estado y las charlas y cursos tenían muy buena acogida y asistencia. Pero no venían los profesionales, en especial médicos, pediatras y ginecólogos.

Ha habido iniciativas y profesionales estupendos, la IHAN, el servicio de neonatología del 12 de octubre, el comité de lactancia de la AEP, congresos de lactancia, el curso de Teruel para residentes, la cada vez mejor formación de pregrado y postgrado de matronas y enfermeras y cada vez hay más profesionales que comprenden el interés y la formación de la que adolecen. Pero la enseñanza oficial de la Medicina, la Universidad y los planes MIR han sido insensibles al fenómeno de la lactancia, no comprendiendo su importancia y la Asociación Española de Pediatría, pese a mantener un estupendo comité de Lactancia Materna que le lava la cara, es claramente indiferente, por no decir hostil, a la nutrición mediante leche materna, posiblemente por mantener un grave conflicto de intereses con las multinacionales que fabrican fórmulas de sucedáneos de leche materna. Es un muy mal ejemplo para jóvenes pediatras que se traducirá en más años de espera a normalizar una situación que dista de ser ética.

Bueno y por lo de padre, muchas gracias, pero lo que hay son madres, muchas madres de la lactancia; los padres miramos, si no somos tontos, apoyamos y, si espabilamos, aprendemos.

 

En la primera ponencia del Congreso nos vas a ilustrar en cuestiones de ética versus la publicidad agresiva en lactancia, publicidad que en muchos aspectos elude el código, la ética… No tienes la sensación que los temas de lactancia materna y salud se toman con desconsideración y desatención ante la sociedad?

 

La publicidad cambia voluntades y eso, sobre todo, los enemigos de la lactancia materna que son, entre otros, los fabricantes de fórmulas que intentar remedar y competir con la leche materna, lo saben muy bien y es por eso que contratan a los mejores publicistas del mundo para lograr convencernos de las bondades de sus productos para que los consumamos en detrimento de la lactancia materna. Saben cómo menoscabar el activo más valioso de la lactancia que es la autoconfianza de la propia mujer. Por eso no escatiman en prácticas que incumplen o sortean el Código y que carecen de toda ética. Manipulan la opinión pública, los gobiernos, ministerios  y consejerías (son famosos sus patrocinios a campañas de estilos de vida saludable que los convierte en lobos disfrazados de corderos) y compran las voluntades de profesionales a nivel individual y de sociedades profesionales. Contaminan las redes sociales de forma sibilina y, lo que quizás es peor, la investigación.

La sociedad civil sólo ha reaccionado a través de los grupos de apoyo a la lactancia. Veremos en el congreso cómo es muy tímida e insuficiente la reacción de gobiernos, ministerios y consejerías y  cómo cometen errores de bulto; cómo los medios de comunicación no reflejan la lactancia como lo natural, cuán pocas empresas utilizan la lactancia como gancho para publicitar sus productos… En fin, que sabiendo lo que sabemos, seguimos instaurados en una cultura masiva de biberón. Algo muy grande se está haciendo demasiado mal. Mientras persistamos sólo en convencer de las bondades “científicas” de la lactancia y no sepamos vender su belleza y naturalidad no iremos mucho más lejos de lo que hemos llegado.

 

 

El pasado mes, el Parlament de Catalunya aprobó la Resolución sobre lactancia materna. Con la intención de crear un Comité de Lactancia que esté formado por miembros de los departamentos implicados, entidades y profesionales del sector… Si fueras el responsable de buscar a esos miembros que lo formaran, quién crees que deberían estar en él?  Sería interesante que existiera un comité ético que velara su integridad?

Creo que sería conveniente que hubiese al menos un representante de los siguientes departamentos, entidades y asociaciones, todos con trayectoria conocida de implicación o interés en la lactancia. Uno por la comisión de salud del Parlament, varios por la Consejería o Departamento de Sanidad: Salud Pública, Dirección de Asistencia Sanitaria (Hospitales y Atención Primaria), Dirección recursos humanos y económicos, Servicio de Docencia y Servicio de programas informáticos; representación de la Consejería o Departamento de Educación; Asociación de empresarios, Asociación de Prensa y Medios de comunicación, Asociación de Matronas, Asociación de Enfermeras, Asociación de Pediatras, Asociación de Obstetras, Asociación de Médicos de Familia, la IHAN y entre 4 y 6 representantes de los distintos grupos y asociaciones acreditadas de promoción y apoyo a la Lactancia/Crianza. Podría ser interesante que al menos uno de los componentes tuviese un máster en Bioética.

 

Eres un gran referente en lactancia.  Vuestra web e-lactancia forma parte del vademécum de lactancia (lo llevamos siempre encima) de muchos profesionales, asesoras, madres… Vamos que no hay más que decir que lo dice e-lactancia y no hay discusión alguna …  Cuántas visitas recibe en un día e-lactancia ? Cuántas revisiones se hacen al año? Cuántos profesionales están detrás de ella?

En el momento actual entre visitas en español y en inglés, recibimos una media de 16.600 visitas diarias de todo el mundo, tanto de madres como de profesionales. Los 10 países de donde provienen más visitas son por este orden España, México, Argentina, Chile, Colombia, USA, Grecia, Perú, Rusia y Portugal.

Las actualizaciones son prácticamente diarias. Manejamos cerca de 1.800 fichas diferentes de medicamentos, enfermedades y otras sustancias. El objetivo es que cada producto esté actualizado con al menos una vigencia de 5 años. Actualizamos por orden de frecuencia de consulta, a petición de personas que tienen interés en algo concreto y según alertas de una nueva publicación que puede modificar el nivel de riesgo atribuido hasta ahora.

Mantenemos e-lactancia 4 pediatras, un informático y una responsable de comunicación y patrocinio. Actualizamos, contestamos consultas por correo electrónico todos los días, traducimos, difundimos y tratamos de financiar el proyecto. Estamos valorando incorporar nuevos miembros al equipo que sean médicos o farmacéuticos.

 

Explícanos por qué habéis decidido uniros al tema del mecenazgo con https://www.teaming.net/e-lactancia, últimamente tan en boga, sé que en algunos proyectos este tipo de gestión obtiene grandes beneficios… Exclusivamente es una cuestión económica o existen otros factores?

Bueno, en principio es una cuestión económica. APILAM (Asociación para la Promoción e Investigación científico-cultural de la Lactancia Materna) es una asociación sin ánimo de lucro, con gastos fijos derivados de nuestra actividad: pago de servidores informáticos, pago a informáticos, suscripción a páginas web y  compra de libros y revistas científicas de interés para la actividad, puesta al día de conocimientos y habilidades de sus componentes mediante asistencia a talleres, cursos, congresos, etc.

Las instituciones públicas, Ministerio y Consejerías de Sanidad se han mostrado receptivas pero, con tanto revuelo político y tanto robo institucional y tanta crisis, han sido hasta ahora incapaces de financiar nuestro proyecto pese a estar avalados por instituciones sanitarias muy importantes como puede verse en la página principal de www.e-lactancia.org. Invertir en lactancia es invertir en la salud de las mujeres y sus hijos; por ende, de la sociedad entera. Es realmente una cuestión de Salud Pública.

 

Teaming nos ha parecido una plataforma ideal por su característica  de micro-mecenazgo que te permite ser independiente de intereses comerciales y otros. Pero es que además hemos visto que es una plataforma que fomenta la solidaridad con buenas causas entrando en red y comunicando a unos proyectos solidarios con otros y, por su carácter “micro” permite  participar a toda persona agradecida, no sólo a grandes mecenas de los que no sabes a veces bien en qué andan metidos y si un día tendrás que rendirles algún tipo de pleitesía

Acabamos de empezar con https://www.teaming.net/e-lactancia, y los resultados iniciales son prometedores, tanto que nos planteamos crear otro grupo para poder retomar y renovar la página www.telasmos.org, museo virtual de la cultura y arte de la lactancia que en estos momentos está tecnológicamente desfasada.

Para garantizar la continuidad del proyecto e-lactancia necesitamos fondos, y la solidaridad de las personas que lo utilizan resultan indispensables.

 

Gracias por tu atención y colaboración.   No te jubiles nunca!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *